5 Comments

  1. Mauricio Pimentel
    1 julio, 2015 @ 5:15 am

    Hola,
    Solo quiero aclarar que las cosas no fueron del todo como lo plantea la nota. Gracias a todo el trabajo que Fernando realizó como actor, por sus cotizaciones, por la legalidad y claridad con la que se manejo en el ANDA, Fue posible ser atendido durante su enfermedad. El ANDA se hizo completamente cargo de todos los gastos de hospitalización y funeral. Lo que hemos puesto nosotros en realidad es mínimo.

    Sin embargo, la situación en la que Fernando se encontraba era muy precaria, por que no tenía trabajo y por lo tanto no tenía dinero, pero con la ayuda de algunos amigos suyos, pudo saldar todas sus cuentas y vivir al día.
    Lo que si es lamentable es que siendo un Actor que hizo parte de la historia del teatro y la televisión, haya terminado sus días en el olvido y con grandes carencias económicas.
    Saludos!
    Mauricio Pimentel

    Reply

  2. Monica Muñoz
    1 julio, 2015 @ 10:01 pm

    Es una pena, lo conocí en Celaya pero cuando se fue no volví a saber de él. Descanse en paz.

    Reply

  3. Josué
    1 julio, 2015 @ 11:47 pm

    Rezaré por él. El fue nuestro maestro de teatro en el Seminario. Nos apoyó a montar una obra significativa para mi y para la diócesis de Celaya, “sotana para ricos” escrita por Mons. Vidal Moreno (+). Gracias Fernando siempre serás grande. Bastaron pocos días para conocer que eres grande y como te lo dije en la Capilla del Semi, Dios está contigo.

    Reply

  4. enma
    20 octubre, 2015 @ 11:01 am

    a mi me ofrecio ayuda para.introducirme en el mundo del cine a cambio de otros favores. Simplemente no accedi. enma

    Reply

  5. Ana Hernandez
    12 noviembre, 2016 @ 5:31 pm

    Que descance en paz y que pena que se fue en el olvido de la comunidad teatral siendo un primer actor.

    Reply

Leave a Reply