Ciudad Luz. Los recuerdos del porvenir

EL FINANCIERO/ Fernando de Ita Vaya, de nuevo París, la ciudad que me abrió los ojos al mundo el mes de mayo de 1968. Fue la casualidad la que me llevó a mi primer viaje a Europa en esa fecha memorable. Llegue de saco y corbata, acaso para dejar para siempre el nudo del qué […]