4 Comments

  1. yo
    13 junio, 2019 @ 5:37 pm

    Lo que debería de pasar es que los artistas busquen sus propios recursos, como todos los otros profesionistas. y que se generen empleos para los artistas, eso sí, pero no mantenerlos.

    El gobierno podría dar una sola beca sólo para impulsarlos, pero no para mantenerlos.

    Reply

  2. Bruno
    17 junio, 2019 @ 8:11 am

    Yo creo que la gente del milagro y de otros espacios que llevan años y años de subvenciones y apoyos, sí en tanto tiempo no han logrado ser autogestivos es porque se durmieron en sus laureles. Son dependientes.
    Creo que deberían perder el apoyo público y dar otro salto.

    Reply

  3. Rafael P. De La Cruz
    29 junio, 2019 @ 2:09 pm

    Bruno, es que justo lo que señalas es a lo que refiere Martín como el «falso dilema». De verdad los creadores escénicos podemos vivir de la o las taquillas que generan nuestras obras? Cuesta mucho aceptar las condiciones de la profesión y su naturaleza, una vez aceptadas buscar las formas de mejorarlas y/o cambiarlas. Las condiciones tienen mucho que ver con la poética que quieres desarrollar en tu teatro de ahí que sean tan diversas, cambiantes. A la frase propuesta le sumaría un «Todo para todos… y más en el teatro de los estados»

    Reply

  4. Arturo Garrido
    11 abril, 2020 @ 3:52 am

    Y si a esos recursos millonarios que varios han recibido, le sumamos que muchos de ellos, simultáneamente han recibido además la beca del sistema nacional de creadores y que además logran recibir simultáneamente otra beca en otras convocatorias, poniendo a concursar a uno de sus alumnos o compañeros, logrando que un mismo grupo tenga varias becas simultáneamente.
    Pero lo más antiético es que algunos de estos, reciben sueldos de tiempo completo como maestros en secretarias de educación federal, Estatales o en Universidades.
    Y todo mientras la mayoría de los artistas producen sus obras casi en la nada.

    Reply

Leave a Reply