5 Comments

  1. sandra
    8 julio, 2016 @ 11:32 pm

    «Yo les propongo a las chamacas un jale con el Justin Bieber de la narraturgia si antes pasan por la guitarra de Bob Dylan». Que se me cierren todas las puertas de la fama , si ésta se usara para artilugios como éste. Con todo respeto, pienso que comentarios como éste hacen ver lo pesado que puede llegar a ser el ambiente del teatro y del espectáculo , donde las relaciones de poder pueden llegar a ser ejercicios que promueven la falta de respeto a uno mismo.

    Reply

  2. Daniel Vázquez Touriño
    17 febrero, 2018 @ 5:57 pm

    teatromexicano.com.mx es, entre otras cosas, una estupenda puerta de acceso al mundo del teatro mexicano para aquellos estudiosos y estudiosas que vivimos lejos. Digo esto para ver si al autor del artículo (al que, por desgracia, llevo años leyendo por su posición privilegiada, que solo se explica en un ambiente intelectual jerárquico y clientelar) se le cae la cara de vergüenza de saber lo retratado que queda con ese tipo de comentarios. Lo peor de todo es que no sabrá de qué estoy hablando pero escribirá terribles columnas de opinión con muchas antígonas y muchas noras para hablar de feminicidios.

    Reply

  3. Putrefacción
    24 febrero, 2020 @ 7:17 pm

    Alguien dígale a ese Fernando de Ita que sus «reseñas», «críticas» y demás cosas que escribe dan mucha pena. Qué vergüenza que le den este espacio para escribir.

    «..domina el andamiaje de la construcción dramática, que dialoga admirablemente y mete su historia ficticia en la historia real como un pene en una jugosa vagina: sin forzar nada.»

    QUÉ ASCO DE TIPO.

    Reply

  4. Yuridia Rodríguez
    24 julio, 2020 @ 6:01 am

    Más tóxico y envidioso por favor!
    Creo que dejaste salir toda tu basura y frustraciones personales al ver el éxito que obviamente tu no tienes.

    Reply

  5. Hilary Gonzalez
    3 septiembre, 2020 @ 8:33 pm

    El aprendizaje cooperativo es probablemente el paradigma educativo mejor documentado. Entre sus múltiples virtudes nombraré una a modo de ejemplo: incrementa la satisfacción de los estudiantes con la experiencia de aprendizaje y promueve actitudes positivas hacia el estudio.

    Reply

Responder a Yuridia Rodríguez Cancel