4 Comments

  1. Otto Minera
    18 octubre, 2015 @ 11:50 pm

    Es Cheek by Jowl. O sea, mejilla junto a mandíbula. Jowl refiere en especial a la mandíbula inferior. Ahí, abajito, cerquitas, de la mejilla. La expresión se usa para decir que hay gran proximidad. Por ejemplo: los mineros vivían (cheek by jowl) apretados, amontonados, encimados, en sus pobres y pequeñas casas.
    Saludos, Fernando.

    Reply

  2. Fernando de Ita
    19 octubre, 2015 @ 6:26 pm

    Gracias, Otto, ya platicando con el rubicundo Declan Donellan me enteré que, como bien dices, es una expresión inglesa para señalar la proximidad inseparable de dos objetos o personas. En éste caso lo que éste director trilingüe quiere expresar es su proximidad con el teatro y con el público. en cuanto a la función en sí, ojalá maese Rodolfo Obregón pusiera aquí los comentarios que me hizo en WasUp.

    Reply

  3. Rodolfo Obregon
    21 octubre, 2015 @ 11:42 pm

    Por supuesto. Pero antes, yo traduciría libremente Cheek by Jowl como «Uña y mugre».

    Reply

  4. Rodolfo Obregon
    23 octubre, 2015 @ 6:41 pm

    La tesis de Donellan de Ubu como irrupciones de lo irracional es tan atractiva como la primera secuencia del espectáculo: un video por el ojo de la cerradura que revela la mancha de caca, el moco, la huella de orina en el espacio inmaculado. Pero el abuso de la idea, al colocar toda la acción en ese territorio del inconsciente, agota la convención a la tercera escena; y la falta de una auténtica transgresión actoral (franceses al fin, tan cerca de Descartes y tan lejos de Artaud), junto a un caos escénico demasiado bien organizado (ingleses al fin, tan cerca de la RSC y tan lejos de Kastorff), reducen todo a un vodevil de provocaciones adolescentes. Lamentable, en verdad, el colocar ahí, en ese espacio de risa inconsecuente, una oportunista alusión a Ayotzinapa.

    Reply

Leave a Reply