2 Comments

  1. Marissa Vallejo
    12 agosto, 2015 @ 9:28 pm

    ¡En donde quiera se cuecen habas!

    Reply

  2. Juanita Flores
    20 agosto, 2015 @ 4:28 pm

    Extraordinario análisis, gracias por darle voz a una servidora que fascina por el teatro y no podía exponer el malestar que esta obra me había causado. Gracias por la oportunidad de compartir tan sanadora catarsis Sr. de Ita.

    Reply

Leave a Reply